Emprendedurismo e internacionalización

Uno de los principales problemas que afecta a la economía española es la escasa consideración social que tiene el emprendedurismo y el reducido número de empresas que se crean. Y son aún menos las empresas que se crean con vocación de convertirse en internacionales o aquellas en las que la actividad internacional vaya a ser un elemento importante de su estrategia.

Para el desarrollo de una actividad internacional las empresas españolas (y las de cualquier otro país), especialmente las pymes con poca o nula experiencia internacional, necesitan establecer redes de colaboración en el exterior. El establecimiento de estas redes requiere generar confianza mutua entre la parte española y la extranjera, la cual se produce inicialmente a través de contactos personales. El conocimiento del español y de la cultura y forma de hacer negocios en España por la contraparte extranjera, o del idioma y cultura empresarial de aquel país por la contraparte española, suele ser una ventaja para generar dicha confianza mutua.

La experiencia muestra que las pymes españolas que inician su actividad internacional se apoyan en otras empresas o personas españolas asentadas en el país en el cual pretenden iniciar su actividad. Este tipo de apoyo suele centrarse en la obtención de información y asesoramiento práctico sobre el entorno de negocios en el país. Pero a veces los contactos locales también actúan presentando y facilitando el acceso a instituciones o importadores locales o actuando ellos mismos como representantes comerciales.

En las últimas décadas se ha creado en España un numeroso grupo de profesionales con experiencia práctica en mercados exteriores (becarios Icex o de cámaras de comercio, jóvenes profesionales haciendo prácticas en empresas extranjeras, …). Muchos de ellos podrían tener interés en crear sus propias empresas para aprovechar comercialmente la experiencia y conocimientos que han generado durante su estancia en el exterior.

De igual modo en España se han asentado numerosos extranjeros, especialmente de países en vías de desarrollo, que han aprendido nuestra lengua y cultura y que podrían estar interesados en crear su propia empresa para realizar actividades comerciales con su país de origen.
Aquellos emprendedores que han sido capaces de crear empresas en el extranjero, fuera de sus países de origen, por tanto en entornos más complejos por tener legislación, idiomas, costumbres, o prácticas empresariales diferentes, serán más proclives a crear empresas en España y tendrán más probabilidades de éxito.

Para dar respuestas a todos estos retos, el Club de Exportadores de Inversores propone que se pongan en marcha programas para fomentar simultáneamente el emprendedurismo y la internacionalización de pymes. Iniciativas como por ejemplo un programa de apoyo a jóvenes emprendedores internacionales, cuyo objetivo sería fomentar la creación de empresas en el extranjero. Este programa se destinaría a jóvenes españoles que hayan demostrado tener experiencia en países o mercados internacionales como por ejemplo ex becarios del programa del Icex o alumnos que hayan cursado estudios de posgrado en universidades extranjeras. Sería un programa para jóvenes, por lo que habría que limitar la edad hasta la cual se podría solicitar la ayuda, por ejemplo hasta los 30 años. El tipo de apoyos podrían ser créditos sin interés o subvenciones para realizar el plan de negocio e iniciar las actividades comerciales.

Un segundo programa sería de apoyo a inmigrantes emprendedores, bien para facilitar la creación en España de empresas por inmigrantes, bien para apoyar a inmigrantes a que retornen a sus países de origen y creen allá empresas. Estas nuevas empresas de inmigrantes utilizarían know how, tecnología o insumos españoles y generarían mercados para nuestros productos o servicios.

En definitiva, políticas activas de refuerzo al emprendedurismo unido a internacionalización para aquellas personas físicas que estén dispuestas a invertir recursos en crear pymes con vocación de actividad internacional.

SENTAI CONSULTING apoya a las empresas en el diseño de su plan de internacionalización, asesorándolas en todas fases del mismo para conseguir la apertura de nuevos mercados, bien a través de nuevos clientes, o con la búsqueda de nuevos proveedores internacionales que permitan la reducción del coste de componentes y materias primas.

SENTAI CONSULTING cuenta con experiencia en la prospección del mercado polaco y cuenta con una base de datos de más de 1.000 empresas polacas interesadas en comprar u ofrecer sus productos o servicios a precios realmente competitivos.
Contacte con nosotros para ampliar información.

http://www.sentaiconsulting.com

 

Anuncios

About this entry