Menos mal que nos quedan los emprendedores: Obscur, un vino contra el pesimismo

VP CONFIDENCIAL. “Un pequeño grupo de amigos se ha lanzado a poner en práctica uno de sus sueños: la elaboración de un nuevo vino, muy valenciano pero al mismo tiempo bastante diferente a los habituales…” VALENCIA. No hace falta destacar que la economía valenciana atraviesa por una profunda crisis. Menos se subraya que en ella hay emprendedores dispuestos a iniciar nuevos proyectos en estos tiempos difíciles. Un buen ejemplo son el pequeño grupo de amigos -entre ellos Manuel Alonso, del restaurante Casa Manolo de Playa de Daimús- quienes con su vida resuelta en otros campos y por pura pasión por lo nuestro se han lanzado a poner en práctica uno de sus sueños: la elaboración de un nuevo vino, muy valenciano pero al mismo tiempo bastante diferente a los habituales. El resultado, excelente, es ‘Obscur’, un tinto alejado de la potencia y rotundidad de la media de nuestros caldos. Obscur es distinto tanto en continente como en el contenido. En relación con lo primero, desde la forma de la botella a los versos que ha inspirado al poeta Salvador Jafer o las cajas, de cinco en lugar de seis botellas, todo lo que lo envuelve refleja pasión por hacer bien las cosas. Con la etiqueta, una espectacular creación del pintor alcoyano Xavier Carbonell, como estandarte cuyo original conserva Manuel Alonso en su restaurante. Con todo, lo más destacable es el contenido: un vino de Vins del Ponent más ligero que la media de los valencianos, coupage de monastrell y marselant, pasado por madera francesa y húngara. Cada aficionado que cate una de las escasas botellas de esta primera cosecha, nada fáciles de conseguir, le encontrará unos rasgos propios. Pero lo indiscutible es que la iniciativa es un sabroso antídoto contra el pesimismo al que nos puede llevar tanto exceso inmobiliario no corregido a tiempo.

Fuente: valenciaplaza.com

Anuncios

About this entry