El 18 por ciento de las pymes tecnológicas españolas consigue facturar más de dos millones de euros al año

El 18 por ciento de las pymes tecnológicas españolas consigue superar una facturación de más de dos millones de euros al año cada una y un 46 por ciento realizan transacciones con otros países, según concluye el informe ‘La empresa de base tecnológica en España’, desarrollado por Instituto de Empresas Business School y la Fundación Zaragoza Ciudad del Conocimiento, que se ha presentado hoy en Zaragoza.

El informe se ha dado a conocer en el marco de una jornada de conferencias sobre el futuro de las empresas tecnológicas. El evento ha contado con la participación del vicealcalde de Zaragoza, Fernando Gimeno, que ha clausurado la jornada, según informaron fuentes de la Fundación zaragozana.

Este estudio revela que las pequeñas y medianas empresas (pymes) tecnológicas concentran su actividad en zonas urbanas de más de 50.000 habitantes, principalmente en Cataluña, Madrid y Andalucía. En más de la mitad de los casos analizados, se trata de empresas jóvenes creadas entre 2001 y 2009.

Por sectores, las empresas tecnológicas se concentran en la industria manufacturera, actividades profesionales, científicas y técnicas, información, comunicación y energía. La inversión necesaria para iniciar un proyecto tecnológico varía. El capital semilla medio se sitúa en unos 160.000 euros, cifra que duplica los 75.000 euros de media que precisa una compañía en España, según los datos del informe.

En cuanto a los promotores, un 67 por ciento de estos empresarios cuenta con estudios superiores, principalmente en las áreas de ingeniería, informática, económicas y carreras científicas. De ellos, la mitad cuenta con formación específica en gestión empresarial.

Los autores del informe apuntan a la antigüedad, la posesión de estudios de postgrado, la formación para emprender y el volumen de facturación como principales factores relacionados con el crecimiento de las compañías.

Transacciones en el exterior

Un 46 por ciento de las compañías efectúa transacciones en mercados extranjeros, independientemente de las operaciones comerciales que realice en el mercado interior.

Los autores del estudio constatan, sin embargo, que el sector tecnológico se encuentra “lejos de alcanzar los niveles de exportación y competitividad que serían deseables dado nuestro nivel de desarrollo”.

Las expectativas de crecimiento dentro del sector son más optimistas sobre creación de empleo que en cuanto a ventas. El terreno en que se registra mayor incertidumbre es el relacionado con la exportación, en el que un 22 por ciento de las empresas evaluadas tienen perspectivas de crecimiento reducido.

Entre las principales demandas del sector, figura la necesidad de contar con mayor apoyo financiero, mejorar la estrategia de marketing para incrementar la cuota de mercado, ampliar la cartera de clientes e incorporar personal cualificado, principalmente técnicos y comerciales.

Respecto a los problemas, el impacto de la crisis, la falta de financiación y los impagos son los principales obstáculos que afronta la industria tecnológica.


About this entry