Los economistas no ven que la economía valenciana vaya a mejorar a corto plazo

Una encuesta del Colegio de Economistas revela que el 83,6% cree que la situación va a peor El paro soló bajará si el crecimiento supera el 2% .


Los economistas de la Comunitat Valenciana creen que las previsiones económicas son negativas para el próximo semestre del año y que continuarán las dificultades, por lo que no prevén una recuperación a corto plazo a pesar de que aprecian una débil mejoría.
Así lo indica una encuesta de coyuntura elaborada por el Colegio de Economistas a la que han respondido 1.230 profesionales sobre su situación económica personal, la de la C. Valenciana y española, los problemas y las previsiones, las fuentes de energía y las medidas para la recuperación de la actividad y el empleo.
Los economistas ofrecen una tendencia más optimista de la economía valenciana que hace seis meses, un 83,6% que opina que la situación ha empeorado frente al 88,2% de hace medio año y al 96,9% de mayo de 2009. Solo el 2,5% cree que la situación ha mejorado, 20 centésimas superior a hace medio año, y el 13,9% considera que la situación está igual.
Los encuestados evalúan con un 3,4 sobre 10 la situación económica de la Comunitat y la española, una valoración prácticamente idéntica a la realizada en mayo del año pasado. Los profesionales de la provincia de Alicante son los que mejor valoran la situación de la comunidad, mientras que los de Castelló son los más críticos.
Por sectores, los más pesimistas son los economistas del sector de la consultoría/asesoría, al contrario que los de banca y seguros, que también piensan que la economía regional ha mejorado.
En cuanto a los problemas existentes, el paro ha adquirido mayor protagonismo y es lo que más preocupa a los economistas, con el 78,5% que lo considera un problema grave, seguido por la evolución de la demanda y la inadecuada dimensión de la empresa.
El decano del Colegio de Economistas de Valencia, Leopoldo Pons, ha indicado que se podría comenzar a absorber tasas de desempleo en 2011 si el crecimiento se sitúa en torno al 2%, por encima de lo previsto por los organismos internacionales. En su opinión, esta cifra permitiría “reactivar la creación de empresas, pararía la destrucción de la riqueza y supondría la bajada del paro hasta el 14%”.

Frenazo al desempleo
En este sentido, Pons afirmó que los últimos datos oficiales muestran que “parece que la pérdida de empleo sistemática ya ha terminado”, aunque alertó de que para que una economía comience a crear empleo el crecimiento del PIB debe situarse en torno al 3,5%, algo que “no se va a dar en España hasta dentro de mucho tiempo”. A pesar de esto, indicó que la situación “holocáustica y hecatómbica” del mercado laboral español, con una cifra “inasumible” de cinco millones de parados, ya ha terminado.
En cualquier caso, los economistas valencianos creen que las medidas discrecionales que pueden contribuir en mayor medida a la recuperación de la actividad económica y el empleo son el establecimiento de préstamos blandos para la creación de nuevas empresas, la reducción de las cotizaciones a la seguridad social y la dotación de fondos adicionales para asegurar el cumplimiento de los plazos de pago por parte de las administraciones locales. Asimismo, afirman que el Plan E del Gobierno y el Plan Confianza de la Generalitat son “poco efectivo.

Fuente: Levante-emv.com

Anuncios

About this entry