Emprender no sólo es cosa de jóvenes

El cántabro Pedro Fernández Terán comienza ahora, tras su jubilación, a comercializar su invento.

 Pedro Fernández ha inventado un estabilizador para los maleteros de los coches. :: INNOVA
El término emprendedor no siempre tiene por qué estar unido al adjetivo joven y un claro ejemplo de ello es Pedro Fernández Terán, un cántabro que decidió patentar su invento después de haberse jubilado.
El producto en sí es un estabilizador de cargas en los maleteros de los vehículos. La idea le vino a la cabeza gracias a las obligaciones adquiridas tras retirarse laboralmente, entre las que se encontraba la de ser encargado de hacer la compra para su hogar. «Fue entonces cuando me di cuenta de lo difícil que es transportar con seguridad las bolsas y cajas en el maletero del coche y que no se muevan de un lado a otro», señala Fernández.
Una vez concebida la idea de lo que quería hacer y construidos los prototipos, este ingeniero técnico de Metalurgia y Minería decidió patentarlo. El producto fue declarado de utilidad pública por la Oficina de Patentes y Marcas Española.
Producto regional
El lanzamiento de este soporte se realizará, «si se cumplen todos los trámites burocráticos y el planning establecido», a finales de mayo en Cantabria.
Los motivos para elegir la región como lugar donde dar los primeros pasos de su invento son claros. Aparte de desear que «mi tierra esté totalmente implicada en el proyecto», la empresa de Pedro Fernández, Nueva Macarpesa Cantabria, ha recibido el apoyo de las administraciones, por ejemplo, de Grupo Sodercán, «un apoyo institucional que, en otras partes, no ofrecen a empresas con productos innovadores de estas características», afirma.
Sin embargo, este emprendedor no cierra las puertas a la posibilidad de abrir su empresa a nivel nacional ni siquiera de traspasar fronteras. «Comenzaremos -señala- en Cataluña, Madrid, Valencia, Zaragoza y Canarias, donde ya tenemos otro tipo de negocio que ayudará a su lanzamiento». La fase internacional empezará en Alemania, país con el que su empresa ya tiene relaciones comerciales.
Empleo solidario
Desde Nueva Macarpesa Cantabria, y con la comercialización de su producto, Fernández quiere contribuir, además, a potenciar el empleo en la región.
En principio, para la fabricación, distribución y comercialización Nueva Macarpesa proporciona empleo, ya sea directo o indirecto, a un total de 15 personas. Posteriormente, para la preparación de los packs y embalajes, se prevé la creación, en los tres primeros años, de alrededor de cuarenta puestos de trabajo, para alcanzar los sesenta «de una manera fácil».
Pero este emprendedor no quiere sólo potenciar el empleo, sino que quiere hacerlo de una manera solidaria. Así, dentro del proceso de fabricación, el montaje del producto y la manipulación de los blíster, «una parte muy importante», serán llevados a cabo desde la Asociación Cántabra en favor de las personas con Discapacidad Intelectual (Ampros).
De esta manera, Nueva Macarpesa «contribuye a la reinserción laboral de personas en riesgo de exclusión social a la vez que cumple con su política de responsabilidad social corporativa».
Fuente: Eldiariomontañes.es
Anuncios

About this entry