Ford acelera en Almussafes

La planta valenciana producirá el C-Max para Europa y los Estados Unidos.

La factoría de Ford en Almussafes producirá el C-Max no sólo para Europa sino también para Estados Unidos. Las altas prestaciones profesionales de la planta y la presencia a muy pocos kilómetros de un puerto transoceánico como el de Valencia, permiten dar salida al nuevo modelo y venderlo en el país donde tiene su sede la multinacional.
El anuncio del presidente de Ford Europa, John Fleming, se produjo durante un acto al que asistieron representantes políticos tanto de la Administración autonómica como de la central, con el presidente Camps y el ministro Sebastián a la cabeza, y en el que no faltó una amplia representación empresarial.
Además de este anuncio, Fleming adelantó que en Almussafes se fabricarán dos modelos del C-Max híbridos eléctricos, para lo cual será necesaria una inversión de 27 millones de euros. Además, mantendrá la producción del Fiesta -que en el primer trimestre del año ha sido líder en ventas- y del Focus, en este caso hasta el verano del año que viene. Con todos estos elementos, la viabilidad y el futuro de la fábrica valenciana está garantizado más allá incluso de 2013, que era el horizonte hasta el que llegaban los compromisos de la dirección de la compañía. La apuesta por el coche eléctrico es, en esta línea, una buena noticia para el mantenimiento de la única factoría de Ford, y de toda Europa, que va a trabajar para varios continentes.
El camino despejado por el que ahora circula la empresa automovilística en Valencia debería verse libre de obstáculos el mes que viene, cuando en Zaragoza se decidan las inversiones prioritarios en corredores ferroviarios continentales. La ejecución del Eje Mediterráneo es vital para los intereses de Ford, al igual que para los de miles de empresas de la Comunitat Valenciana, Cataluña, Murcia y Andalucía que hacen de la vocación exportadora una de sus señas de identidad. Si contar con un puerto como el de Valencia le ha supuesto a Almussafes un valor añadido en su competencia con otras plantas, no disponer de buenas infraestructuras puede acabar jugando en su contra.
El apoyo que el Gobierno exhibió ayer con la presencia de Miguel Sebastián debería prolongarse con la apuesta por el Corredor Mediterráneo.
Fuente: lasprovincias.es
Anuncios

About this entry