Arranca el show iPad

El tiempo se ha puesto del lado de Steve Jobs. Después de días de lluvia sin fin, el sol ha salido en Nueva York para hacer más llevadera la cola que hay a la entrada de la tienda que Apple tiene en SoHo. En esta fila, se agolpan cientos de personas que van a recoger el iPad que han prereservado y que por fin, hoy, pueden tocar. Algunos salen con él con los brazos en alto de una tienda en la que hoy la entrada es restringida a los que quieren recoger el nuevo ingenio de la empresa de la manzana.

Ana B. Nieto – Nueva York – 03/04/2010

Otros, como Tim Rodríguez salen simplmente con una sonrisa de satisfacción. Acaba de comprar un iPad de 64 GB para su mujer que se está recuperando de una operación y está en casa de sus padres. Rodríguez de 30 años reconoce su devoción por los productos Apple.Ya ha tenido tres portátiles y dos iMacs. “Son las aplicaciones”, asegura, “en particular, Netflix”. En el momento que supe que Netflix tenía una aplicación decidí comprárselo a mi mujer. Netflix es una empresa de alquiler de películas vía correo postal que lleva ya algo más de un año permitiendo a sus clientes bajar las películas desde su propia página web. En la propia tienda y en sólo 20 minutos ha sincronizado su nuevo iPad con el portátil que llevaba en el bolso. El regalo para su mujer estaba listo.

En la casa de Rodríguez no solo habrá un iPad porque ya ha hecho una pre reserva para el que tiene 3G para él. Este tablet estará en las tiendas a mediados de mes. “No tiene Adobe flash o cámara, pero no me importa”, asegura al comentar las críticas más negativas que ha recibido esta tableta.

Como Rodríguez y el resto de los clientes que están haciendo cola, Knut Beito recibió un aplauso al entrar en la tienda de SoHo esta mañana. De la mano, su hija de 7 años Karina, Beito, un piloto comercial ha comprado tres iPads, todos de 64 GB que valen 699 dólares mas impuestos, uno para cada uno de sus hijos. Los otros dos son unos gemelos de cinco años. “Son fáciles de usar y pueden jugar con ellos”, explica este hombre que reconoce que no tiene más productos de la marca Apple que su iPhone. Karina, parece timida pero sonrie cuando se le recuerda que tiene un nuevo juguete.

Es evidente que el efecto “halo”, la atraccion a productos de la misma mrca, sigue viva en la empresa de Steve Jobs. A lo largo de la mañana la cola se va haciendo mas pequeña pero es algo engañosa porque cuando parece que todo el mundo ha salido ya con su iPad se vuelve a realimentar. Entre los rezagados dos treintañeros de Elche que están de vacaciones en Nueva York. Javier Fernández dice que está en la cola un poco por casualidad y un poco por curiosidad. “No se si me lo voy a comprar, no tengo pre reseva, me tiene que convencer”. Curiosamente Fernández, que es diseñador de zapatos dice que lo que le atrae del iPad es su naturleza híbrida entre iPhone y portátil, el gran dilema de este producto que está reabriendo un mercado nuevo difícil. “Me interesa que pueda funcionar como un iPhone y como un portátil y poderlo usar como un e book…”, explica. Su amigo Ignacio Esteban afirma no tener prisa. Lo compraré en España cuando salga con 3G. De nuevo, para ellos lo más importante son las aplicaciones y el precio “no me parece caro”, dicen al unísono.

La musica suena atronadora en la tienda de Apple de SoHo. Es es un auténtico show con los empleados aplaudiendo y aullando a la entrada del persona. El local estará abierto hasta las 9.30 de la noche y aunque no han hecho falta todas las vallas que se pusieron en la acera de la vueta de la esquina en la calle sigue habiendo un mesa para café, cortesía de Steve Jobs, para quien quiera acercarse a cualquier hora del día.

Fuente: cincodias.com

Anuncios

About this entry