“Si una empresa no transmite sus valores, se vuelve débil y está perdida”

VALENCIA. Los directores de comunicación de las grandes empresas e instituciones valencianas quieren unirse para constituir su propio lobby, optimizar los beneficios de las entidades y llegar de una manera diferente a la sociedad.

Rafael López Lita, catedrático de Comunicación  Audiovisual y Publicidad de la Universidad Jaume I de Catellón y miembro desde 1992 de la Asociación de Directivos de Comunicación (Dircom) -de ámbito nacional-, fue quien, el pasado 2 de febrero, congregó a los responsables de las compañías valencianas más importantes para plantearles un reto, crear una delegación autonómica. Según afirma, en la Comunidad Valenciana hay una escasa aplicación de las técnicas de comunicación más modernas, factor que influye directamente en los beneficios de las empresas.

“Cuando compramos un producto, compramos valores. Si la entidad no sabe cómo transmitirlos, se vuelve débil y está perdida”, explica el catedrático. “Es lo que pasa con los juguetes que se fabrican en la Comunidad Valenciana, que los chinos se los han comido. Están vendiendo sólo el producto y no la marca”, añade López.

La constitución de la rama valenciana de Dircom, todavía pendiente hasta que a principios de  junio sea aprobada por la asamblea nacional, nace, según su impulsor, de las carencias que tiene el sector dvalenciano de la comunicación. Empezando por algunos planes de estudios de la rama de la información que se han quedado obsoletos, hasta la creencia de las empresarios de no necesitar a un intermediario especialista en relaciones externas.

Según López Lita, hay un desajuste entre las necesidades del mercado y la oferta actual, muchos licenciados en Periodismo especialistas en técnicas de redacción pero no en marketing. “Este es uno de los principales motivos de la elevada tasa de paro entre los periodistas”.

CARENCIAS EN LAS EMPRESAS VALENCIANAS

“El objetivo es redireccionar la profesión. Formar a buenos profesionales y que los empresarios entiendan que son necesarios”, explica. Uno de las principales labores que desarrolla Dircom, de momento desde Madrid, Cataluña, Castilla la Mancha y Castilla y León, es fomentar el reciclaje de los comunicadores a través de cursos de formación, talleres, congresos etc. “Sobre todo es una red de conocimiento”, cuenta López, a la vez que afirma que la intención de la agrupación no es tener más poder y control de los medios, sino gestionar ideas y nociones.

El escenario de crisis en el que está inmersa la sociedad ha agravado la situación. Para López, la Comunidad Valenciana padece varios males, entre ellos, la poca consideración que tienen las empresas respecto a los responsables de la comunicación. “El error que se está haciendo es prescindir [para ahorrar costes] de los especialistas”, manifiesta Rafael López.

Además de éste, el promotor de Dircom Comunitat Valenciana, agrega que las pequeñas y medianas empresas autonómicas no cuentan con el personal adecuado capaz de promocionarles y situarles en el mercado. “Suelen ser personas que ni siquiera tienen estudios, lo que provoca que si las cosas van mal, empeoren”, afirma.

La situación por la que están atravesando los medios, no sólo económica por falta de publicidad, también a causa de las sinergias y la integración de éstos en nuevas plataformas, es otro de los motivos que influye en esta confusión generalizada.

Fuente:valenciaplaza.com


About this entry