La exportación es positiva aún en año de crisis

La provincia acaba 2009 con una tasa de cobertura del 140%, el doble que España..

La crisis ha pasado factura a todos los ámbitos de la economía provincial, en un año que ha sido especialmente duro para las empresas y en materia laboral. Sin embargo, la mala coyuntura no ha recortado ni un ápice del saldo de cobertura de Castellón, que sigue siendo tremendamente positivo. Las estadísticas oficiales del Instituto de Comercio Exterior (Icex) revelan que la provincia cerró el ejercicio 2009 con una tasa de cobertura del 140,6%, es decir, los ingresos por las ventas internacionales de los productos Made in Castellón son el doble de lo que se invierte para importar otros bienes manufacturados en otros países. De este modo, el trabajo de las firmas castellonenses resulta especialmente positivo para la economía española, puesto que generan importantes ingresos en divisas. De hecho, el saldo de cobertura de España es del 75%, es decir, se importan más bienes que se exportan, y la mitad del que se registra en Castellón.

A pesar de estos datos medianamente optimistas, la realidad sigue siendo negativa, puesto que el valor del conjunto de los envíos realizados por las empresas de Castellón se situó a lo largo de los 12 meses del año pasado en 4.002 millones de euros, una cifra que es hasta un 24,3% inferior a la alcanzada en el 2008.

La causa de este retroceso hay que buscarla, una vez, en la marcha del sector azulejero, el auténtico motor de la economía provincial, y que cerró el año pasado con una caída de sus ventas del 24,5% en el 2009, una cifra que casi coincide plenamente con el retroceso global que se registró en Castellón.

Asimismo, es de destacar que la provincia fue la que obtuvo una menor actividad exterior en el conjunto de la Comunitat Valenciana, dado que la caída de las ventas al extranjero de Valencia fue del 12,7%, mientras que en el caso de Alicante se limitó a un menor -7,5%.

Los datos del comercio exterior de la provincia de Castellón ratifican, una vez más, las palabras del presidente de la patronal cerámica Ascer, Joaquín Piñón, quien viene defendiendo el efecto positivo que la industria azulejera genera en el conjunto de España, siendo uno de las pocas actividades estrictamente españolas con un resultado positivo, incluso con el mal ejercicio vivido por el clúster. De ahí que subraye la viabilidad del negocio, “que tiene futuro” y que exija la intermediación de las autoridades públicas para recuperar el acceso al crédito, ahora cerrado, por la vinculación que hacen las entidades con el sector inmobiliario.

Fuente: elperiodicomediterraneo.com

Anuncios

About this entry