La exportación se desploma un 24% y cae por primera vez en cinco años en la provincia

La crisis de la cerámica arrastra a la economía castellonense, que aún así mantiene el mayor saldo comercial exterior de la Comunitat.

El -de momento- peor año de la crisis se ha cerrado en las empresas de la provincia con un desplome de las exportaciones que no se había vivido en Castellón, al menos, en la última década. Los datos de comercio exterior que publica el Institut Valencià d’Estadística dan cuenta de una crisis de ventas a los mercados internacionales que han supuesto nada menos que la caída de un 24% del volumen de negocio con el exterior. Hay que remontarse al año 2003 para que las estadísticas ofrezcan otro dato negativo en el balance comercial del año, aunque en aquella ocasión el recorte de ventas fue infinitamente menor, con un -0,1%.
La gravedad de la situación que atraviesa la industria cerámica, principal sector exportador de Castellón, ha arrastrado a la economía provincial a perder en 2009 1.281 millones de euros en sus ventas al exterior. Pese a todo, la caída en un 41,6% de las importaciones permite cerrar el ejercicio con el mayor saldo comercial de la Comunitat (1.155 millones) y la tasa de cobertura más alta de las tres provincias valencianas, de un 141%.
Los datos globales acumulados para 2009 sitúan en 4.000 millones de euros el volumen de las ventas al exterior de mercancías procedentes de Castellón, mientas que las importaciones ascendieron a 2.848 millones. Los productos industriales son los más afectados tanto en las ventas como en las compras, mientras que la comercialización internacional de productos agrícolas experimentó un ligero repunte del 1%, con una exportación de 749 millones de euros durante el ejercicio 2009.
Por sectores, las exportaciones se han visto reducidas en la gran mayoría de las grandes áreas de productos que valora la estadística del IVE. Los mayores descensos en términos relativos se registran en sectores testimoniales para la economía provincial, como el de la venta de obras de arte, que ha caído un 99,9% o perlas y metales preciosos (-61,9%). El desplome, no obstante, es también significativo en otras áreas con mayor volumen de negocio, como los minerales (-68,9%) o los productos químicos, que han visto reducidas sus ventas al exterior un 18%. En términos absolutos es sin duda la cerámica la que ‘lastra’ las exportaciones de la provincia, con un volumen de ventas al exterior en 2009 de 1.600 millones de euros, 509 millones menos que en el balance de 2008.
En el lado contrario de la balanza, las exportaciones se han incrementado en áreas como los productos vegetales (+0,9%), maquinaria (+29,3%), maderas (+22,9%) o textil (7,3%). La venta de aceites y ceras (+120%) y la de armas y municiones (+100%) son los sectores con mayor crecimiento relativo, aunque en términos absolutos el peso en la economía provincial es casi insignificante.
En el balance de las compras del exterior, la caída en el volumen de las transacciones es generalizada en prácticamente todos los sectores. Sólo el calzado, los aceites, productos vegetales y tabacos tienen signos positivos en su comparación con el ejercicio anterior. Los sectores donde más se ha notado la caída de las compras en valores absolutos son precisamente aquellos que aportan materias primas para la producción cerámica, el de los minerales (-45%,4) y el de productos químicos (-26,7%). La cerámica sigue comprando fuera unos 70 millones de euros (-37,8%).

Fuente: lasprovincias.es

Anuncios

About this entry