El 97% de los analistas califica de “mala o muy mala” la actual situación en España

Efe – Madrid – 24/01/2010

Tal y como se desprende de un informe de la consultora Pricewaterhouse Coopers, la mayoría de los expertos cree que la recesión económica en España continuará “un tiempo reducido” dependiendo de la evolución de la crisis en Estados Unidos y en Europa, y prevé que el PIB caiga el 2,8% en 2009 y el 1,2% en 2010.

El estudio, elaborado a partir de un panel de 317 expertos y empresarios y difundido hoy, corresponde al cuarto trimestre de 2009 y destaca que el 97% de los analistas califica de “mala o muy mala” la actual situación en España. No obstante, el 51% prevé que mejore en los próximos seis meses.

Este optimismo se debe a que seis de cada diez analistas auguran un aumento de las exportaciones en el próximo semestre y a que casi todos consideran que la economía americana mejorará este año y la europea irá a mejor en los próximos seis meses. Y es que los expertos creen que la salida de la crisis dependerá de la coyuntura internacional y “no de factores internos”.

Cinco de cada diez encuestados cree que la situación financiera de las empresas se mantendrá igual hasta junio y la mayoría estima que las condiciones de competitividad serán las mismas. En este sentido, el 54% opina que disminuirá la creación de empleo de las empresas en el próximo semestre, aunque esta opinión mejora en 13 puntos respecto a la de hace un año.

El panel de expertos de Pricewaterhouse Coopers también refleja una tímida mejoría del consumo de las familias y de la demanda de vivienda para la primera mitad de 2010.

La generalidad de los consultados augura que el Banco Central Europeo suba los tipos de interés hasta el 1,25 ó 1,50 puntos este año, por lo que estiman que a finales de 2009 la inflación se situé en el -0,6% y remonte en 2010 con tasas de crecimiento del 0,9% en junio y de 0,7% a final de año.

Casi el 77% de los ejecutivos de empresas preguntados prevén mantener los precios estables en los próximos doce meses, frente al 11,6% que estiman aumentarlos o reducirlos.

El estancamiento o disminución de la demanda de productos es la causa fundamental a la que aluden los empresarios para mantener sus precios. Además, sobre la necesidad de un cambio en el modelo productivo en España, existe unanimidad sobre la falta de viabilidad del actual patrón de crecimiento económico y la mayoría considera que el anteproyecto de Ley de Economía Sostenible que propone el Gobierno contribuirá “poco” a un cambio.

Afirman que es “incompatible” tener un modelo de crecimiento sostenible a la vez que una tasa de paro elevada y que la lucha contra el cambio climático y el impulso hacia una economía baja en carbono “no está bien abordado en la ley”.

Para los expertos, las desgravaciones fiscales, el compromiso del sector privado y el papel de las comunidades autónomas son instrumentos “imprescindibles” para incentivar un crecimiento sostenible. Así, siete de cada diez entrevistados consideran que las empresas pueden tener importantes ventajas competitivas si son “más ambiciosas” en sus objetivos de reducción de emisiones contaminantes de lo que les exige la ley.

Esta opinión se une a que la mayoría cree que los Presupuestos Generales para 2010 son “poco” compatibles con la futura Ley de Economía Sostenible.

El informe también destaca que el 66% de los preguntados cree que la crisis financiera es el principal riesgo que condiciona las perspectivas a corto plazo de la coyuntura económica mundial, seguido de la insuficiente relajación de la política monetaria y de los riesgos derivados de las tensiones en los tipos de cambio.

Fuente: Cinco Dias


About this entry